La invasión Nefi | Mi opinión sobre «La Hora Sexta» de H. Kramer

13:54





Lo logré. No lo creía posible pero lo logré. Llegué a tiempo y terminé la novela que Judith Ruiz nos propuso en Zona Club Lectura. Una de las cosas que más detesto de mi es el hecho de ser un lector lento y confieso que tenía miedo de no llegar.
Gracias a ella y por supuesto al autor que nos ha dado la oportunidad de participar.


Nombre: La Hora Sexta
Autor:    H. Kramer
Número de páginas: 540
Formato: eBook y Tapa blanda

La protagonista de la novela es Mia Gentile, una chica problemática que regresa a Litchport, su pueblo natal, tras la misteriosa muerte de su padre. Allí, mientras se hace cargo de la casa que ha heredado y se relaciona con la cantidad de personajes que aparecen por doquier, batalla con las alucinaciones que le han atormentado toda su vida, motivo por el cual, de hecho, se alejó de Litchport en un principio. Como sea, la cosa es que, por supuesto, nada es como Mia ha imaginado. En su estadía en Litchport, descubrirá que las alucinaciones que han estropeado muchos aspectos de su vida, ocultan una historia que ella desconocía totalmente y que los habitantes que rodean este misterioso pueblo, son todo menos normales.
Lo que más me gusta de «La Hora Sexta» es que no es una novela que queda en el olvido del lector. El libro funciona como una caja de criaturas, pero no de vampiros y licántropos, sino de aquellas que no hemos tenido el agrado de conocer a través de la literatura contemporánea. Esto me resultó muy bueno, porque nos muestra la otra cara de un mundo sobrenatural que –al menos yo- no sabía que existía. Un gran punto a favor.
Me sorprendió de sobremanera encontrarme con personajes tan bien estructurados. Cada uno tiene trazado un perfil definido, tanto en lo físico (porque es una novela muy gráfica) como en lo mental. El carácter, la personalidad y la conducta fluyen de manera natural y es casi imposible no sentirse apegado al menos con un personaje. Sin embargo, el punto negativo en esto es que, con tantos buenos personajes rodeando a Mía, la protagonista queda opacada y hasta da la sensación que, aunque su visita es la desencadenante de toda la trama, sirve como espectador, para que el lector tenga una perspectiva de dónde mirar toda la acción, sin dejar de mencionar lo Mary Sue que a veces suele ser.
Lo que más me gustó del libro fue la construcción del pueblo. Litchport, tan oscuro y misterioso, con sus cambios climáticos y sus vistas pintorescas supone para mí el mejor trabajo que el autor ha conseguido en esta novela. El lugar convive con los personajes en una digna simbiosis, al punto de creer que no podría ser de otra forma si nos lo planteáramos. El pueblo necesita ser así para la clase de personajes que alberga y, a su vez, estos necesitan estar allí para definir el pueblo como tal. La ambientación me pareció espectacular, cinematográfica y merecedora de todos los halagos.
Desde un punto de vista técnico, es una lectura sencilla, lo cual es admirable. La narración es fluida y en ningún momento hace que te enredes entre términos rebuscados o metáforas cursis. Los diálogos son brillantes y exactos. El autor logra utilizarlos muy bien para definir el carácter de sus personajes.
Eso sí, creo que lo que más desfavorece este libro es su velocidad terriblemente lenta. Gracias a las cualidades de la narración, se puede sobrellevar, pero de lo contrario, hubiera sido imposible. Quizá soy demasiado ansioso, pero tener que leer ciento cincuenta páginas para que pase algo importante no me resultó para nada agradable. No sé, supongo que por el número de personajes, el autor necesitó todo ese tochón de páginas para presentarlos de una forma en la que el lector no se los olvidara más tarde (y lo consiguió), pero desde mi punto, tener que esperar tanto para la acción principal en una historia lineal, no fue favorecedor.
Del mismo modo y ya hablando un poco de la estructura, los capítulos son demasiado largos. No es que sea partidario de los capítulos cortos a lo John Verdon, pero si al menos se incluyeran subcapítulos o alguna forma de separar las escenas (esos famosos *** que tanto ayudan al lector a parar la lectura) lo hubiera agradecido mucho.

Más allá de todo esto, es una novela que todo lector amante del género le va a gustar. De nuevo lo digo, uno se llega a encariñar con más de un personaje y el misterio que envuelve la historia es tan único que no creo que lo encuentren en otro lado, al menos no de la forma en que H. Kramer nos lo presenta en su Hora Sexta.

VISITA MIS OTRAS ENTRADAS

3 comentarios

  1. Muchas gracias por la reseña, Marcos! La verdad que pensé que no te iba a gustar LHS, pero veo que tan mal no estuvo la lectura. Coincido con todos los puntos débiles que nombraste. El texto original tenía los "***" para separar los subcapítulos o como se llame, de hecho, en el blog está así, y no sé por qué opté por quitarlos cuando maqueté el libro y dejar solo unos espacios entre los párrafos. También sé que es muy larga y lenta (la primera mitad, sobre todo), pero como la considero la puerta de entrada a la saga, tenía mucha info que repartir de a poco jaja. En la secuela espero ser más breve y dinámico, y reivindicar a Mía, aunque para ser honesto, no al considero la protagonista.
    De nuevo gracias por sumarte a la LC y por la reseña.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola ¡muy buena reseña! Al contrario que tú, yo no noté que se hiciera pesada o larga, no me molestó el ritmo un poco lento, pero eso es cuestión de gustos y así sentí que podía conocer mejor el ambiente y los personajes. Creo que tienes razón en cuanto a Mía, no me pareció una mala protagonista, pero no la señalaría como mi personaje favorito de la novela y creo que se debe a lo que mencionas. Tampoco noté en falta los asteriscos, con la separación más larga de lo normal entre los párrafos no tuve problemas.

    Veo que de momento es una lectura que esta gustando a todos y estoy muy contenta por ello.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! No sé por qué no había podido entrar antes; hoy me di cuenta que estaba en mi lista para leer. Coincido con la construcción de Lichport, desde que empecé a leerla pensé que leer esta historia era como llegar al pueblo cada vez. También con lo del estilo cinematográfico; y la construcción de los personajes.
    Saludos!

    ResponderEliminar